Larry Scott

La leyenda de Larry Scott, uno de los mejores fisicoculturistas de todos los tiempos

El gran Larry Scott obtuvo el apodo de “La Leyenda”, desde el momento en que se convirtió en uno de los primeros místers Olympia de toda la historia. Esto ocurrió en el año de 1965, consagrándose como el primer campeón de esta competencia cuya organización fue realizada por Joe Weider. Pero no solo esto fue lo más impresionante, sino que el año siguiente nuevamente defendió el título, algo inaudito y poco visto en toda la historia.

¿Te interesa conocer más sobre larry scott, sus entrenamientos, medidas y todo lo referente a su vida? Pues vamos a ello.

 ¿Quién era Larry Scott?

La fecha de su nacimiento fue el 12 de octubre del año de 1983 en el estado de Idaho, en los Estados Unidos. Desde muy joven en su adolescencia, Larry Scott, estuvo interesado en el fortalecimiento de todo su sistema muscular y, con solo 16 años de edad, inició en lo que sería su exitosa carrera dedicada al fisicoculturismo.

Esta curiosidad fue despertada por la revista fotográfica de George Paine, un gran culturista de aquella época que lucía unos musculosos brazos que impresionaba a cualquiera. A partir de allí fue que Larry Scott tomó la decisión de llegar a tener unos brazos de ese calibre. Lo que todavía no sabía era que su futuro estaba en el fisicoculturismo, y justamente eran sus brazos lo que destacaría.

¿Cuáles eran las medidas de Larry Scott durante sus mejores momentos?

Ya sabemos que Larry Scott era toda una eminencia del mundo del fisicoculturismo, pero ¿cuáles eran sus medidas? Pues a continuación te indicaremos algunas de las más destacadas que se llegaron a registrar:

  • Altura: 1,70 metros.
  • Peso: 94 kilogramos.

Dimensiones específicas:

  • Brazos: 50 centímetros.
  • Pecho: 132,1 centímetros.
  • Cintura: 73,7 centímetros.

Altas y bajas en la historia de Larry Scott

Desde su juventud, Larry Scott llego a reconocer que si quería llegar a tener el triunfo asegurado en lo que respecta al fisicoculturismo, debía mudarse al estado de California. No obstante, requería de un motivo adicional para poder llegar hasta allí. “La Leyenda” encontró este motivo en la sección trasera de un empaque de cerillos.

En esta se hacía publicidad al California Air College, una universidad prometedora en cuanto a la electrónica del momento. Así es que nuestro gran personaje ya tenía un objetivo para Los Ángeles, y un permiso aceptable por el cual sus padres aceptaron dejar que emprendiera su travesía.

Uno de los primeros gimnasios a los que asistió el joven Larry Scott fue el Bert Goodrich`s Health Club. En este lugar fue que recibió su primer impacto al observar la figura de Lou Degni. Aunque Lou también quedó impresionado por el progreso de Larry, lo cual permitió que se convirtieran en muy buenos amigos de entrenamiento.

Sin embargo, los resultados más destacados se observaron cuando Larry Scott cruzó las puertas del Vince`s Gym, lugar en el que su mentor predilecto se encontraba. Vince Gironda era bien conocido por ser un entrenador sumamente experimentado y gozaba de una gran reputación por ello. Todos los conocimientos que poseía fue lo que cautivo a “La Leyenda”, quien entendió que la alimentación era un pilar fundamental para el fisicoculturismo.

En lo que respecta a su vida personal, Larry Scott formó parte del grupo religioso conocido como los mormones. Tuvo cinco hijos del matrimonio que mantuvo con Rachel Scott, aunque dos de ellos fallecieron durante los años noventa.

En el año de 1999, comenzó a formar parte del IFFBB Hall of Fame de la reconocida Federación Internacional de Fisicoculturismo. Uno de los salones de la fama más populares que se encarga de honrar a los atletas más destacados de esta disciplina.

Los últimos años de Larry Scott

El retiro oficial del gran Larry Scott fue en el año de 1966, después de que obtuvo por segundo año consecutivo su título como Míster Olympia. Esto fue algo que sorprendió a la mayoría de los aficionados de esta actividad, quienes creían que Larry tenía todo lo necesario para identificarse como el atleta top de esta disciplina. En este punto de su carrera, Larry Scott entendió que alcanzó todo lo que pudo haber alcanzado en el mundo del culturismo.

A sus 28 años de edad, ya estaba dedicado de lleno a su vida familiar en compañía de la que sería su segunda esposa, para volver en 1979 a las competencias. Sin embargo, volvió a retirarse en 1980 luego de haber participado en dos campeonatos canadienses sin obtener resultados tan destacados.

“La Leyenda” falleció un 8 de marzo de 2014 a la edad de 75 años debido a un caso avanzado de Alzheimer en su hogar, específicamente en Salt Lake City, Estado de Utah.

Los entrenamientos de Larry Scott

En la actualidad, los fanáticos del culturismo recuerdan gratamente a Larry Scott por las dimensiones de cada uno de sus brazos. La longitud que presentaban sus bíceps le permitió desarrollar una gran musculatura bien definida. Estos músculos fueron obtenidos gracias a entrenamientos como el “curl de predicador”, que posteriormente en su honor se pasó a conocer como “Curl Scott”.

La rutina que realizaba “La Leyenda” se basaba en los siguientes entrenamientos:

  • Triceps franceses de pie y sobre bancos.
  • Ejercicios de rosca inversa en compañía de barras.
  • Barras y kickback con halter.
  • Ejercicios consecutivos de brazos previos a sesiones intensas del “curl de predicador”.
  • Parciales de brazos al culminar cada una de las series.